ONIGIRI

Los onigiri, o bolas de arroz rellenas, son en cierto modo la versión japonesa de los sándwiches o bocadillos. En este caso, sustituyendo el pan por el arroz, pero igualmente aportando una fuente de carbohidratos junto con un relleno que puede ser tan variado como se quiera.

ONIGIRI
alt="">

Ya en el siglo XI, la autora del famoso Genji Monogatari, Murasaki Shikibu, mencionaba en su diario a contemporáneos suyos comiendo bolas de arroz. También hay datos que mencionan a los samuráis envolviendo bolas de arroz en hojas de bambú para tener un bocadillo para comer durante las batallas en el siglo XVII.

En cualquier caso, estos precursores de los onigiri no eran más que bolas de arroz sazonadas con sal. El alga nori , por ejemplo, no se popularizó hasta mediados del período Edo. Y no fue hasta tiempos recientes que los onigiri comenzaron a tener forma triangular gracias a la invención de una máquina que se encargaba de ello en la década de 1980.     

Sin embargo, estos  onigiri  hechos a máquina tuvieron un grave problema. Y es que el relleno no se ponía dentro del arroz, sino que simplemente se hizo un agujero en el arroz y allí se agregó el relleno. Entonces se usaba el alga  nori  para tapar este agujero. Pero el hecho de tener el alga en contacto con el arroz desde el mismo momento de su preparación hizo que esta se humedeciera. Y cuando el alga  nori  se humedece, deja de ser crujiente y se vuelve pegajosa, resultando en un  onigiri  menos apetitoso.

Rellenos para el onigiri

Como hemos dicho, el onigiri es como un sándwich o bocadillo. Esto significa que hay muchos rellenos posibles y, de hecho, en esas tiendas 24 horas encontrarás una gran variedad. De todas formas, el más popular con diferencia es el de atún con mayonesa. Si vas a un konbini a última hora de la noche, por ejemplo, es bastante normal que veas que los de atún con mayonesa ya se han acabado mientras que sigue habiendo onigiri de otros rellenos.

A continuación te contamos otros rellenos típicos y populares que puedes encontrar en Japón, así como ideas de rellenos para que los prepares en casa:

  • El ya mencionado atún con mayonesa
  • Copos de bonito seco katsuobushi con salsa de soja 
  • Ciruela encurtida umeboshi
  • Nabo daikon encurtido
  • Ventresca de atún mezclada con cebolleta 
  • Carne cocinada en parrilla coreana 
  • Atún picante
  • Huevos revueltos
  • Setas (shiitake, portobello, champiñones)
  • Tofu marinado
  • Salmón brevemente cocinado a la parrilla
  • Carne de cangrejo con mayonesa
  • Pollo karaage 
  • Mentaiko (huevas de abadejo picantes)
  • Ikura (huevas de salmón)
  • Gambas con mayonesa
  • Gambas en tempura (tienes receta de tempura en Japonismo)
  • Tarako (huevas de bacalao)

Como ves, ideas hay muchísimas y, en realidad, dependerá de tus gustos y de los ingredientes que tengas en la nevera o despensa. Además, muchas opciones son vegetarianas y veganas, con lo que este snack es perfecto para cualquiera.

- Ingredientes:
2 vasos de arroz de grano redondo (tipo paella)
2 y 1/2 vasos de agua 

2 láminas de alga Nori
1 cucharadita de sal
1/2 vaso de agua
opcional: sésamo tostado

- Rellenos:
Salmón al vapor o a la plancha picadito.

Atún con un poquito de mayonesa.
Palitos de cangrejo.
A estos rellenos se les puede añadir: cebolletas o jengibre encurtido picado todo muy fino.

- Elaboración:
1. Lava el arroz con agua en un colador hasta que ésta salga clara.
2. Poner el agua y el arroz en un cazo. A continuación, poner a hervir al máximo hasta que el agua hirviendo esté a punto de salirse.
3. Una vez llegados a este punto, apaga el fuego. En caso de quedar todavía agua, ponlo al mínimo un poco más de tiempo.
4. Una vez apagado el fuego, deja reposar unos 10 minutos. Durante todo el proceso de cocción y reposo del arroz, preferiblemente la tapa no deberá ser retirada.
5. Una vez pasados los 10 minutos, retira la tapa y déjalo reposar de 5 a 10 minutos más.
6. Una vez acabada la preparación del arroz, se deja en un cuenco tapado con un trapo húmedo para que no se reseque hasta que se enfríe.

7. Mientras tanto, poner a calentar en un cazo el agua y la sal hasta disolverse.
8. Cuando enfríe el agua salada, mojarse las manos en ella para que no se nos pegue el arroz al trabajar con él.
9. Preparar los diferentes tipos de rellenos que queramos al gusto.
10. Para agregar el relleno, se pone una buena cucharada de arroz sobre una mano. Se pone el relleno en el centro de este. A continuación, tendrá que terminar de formar la bola cubriendo por completo el relleno.
11. Por último, se le da forma triangular (con las esquinas redondeadas). Es preciso presionar a conciencia la bola para que quede bien compacta.
12. Una vez hecho esto, coloca una pequeña lámina de nori debajo, que hará que sea más sencillo de manejar.